En español En español

Imparo sul Web

Per accedere inserisci username e password

Se non sei registrato scopri cos'è ImparosulWeb la proposta di risorse digitali Loescher.

Se sai già cos'è ImparosulWeb puoi procedere direttamente alla registrazione tramite il seguente collegamento:
Registrati
indietro
Materiale Didattico

La América española y la portuguesa


En el siglo XV España y Portugal eran dos potencias que competían por el control del comercio mundial.

Cuando Cristóbal Colón regresó de su primer viaje a las Américas, comenzó una disputa entre los dos reinos sobre quién tenía derecho a estas tierras. Tras difíciles negociaciones, en 1494 acordaron dividir la zona de influencia con el histórico Tratado de Tordesillas. De esta manera, los dos imperios coloniales controlaron gran parte del continente durante más de 300 años, pero se desarrollaron de forma completamente diferente.

Ambas sociedades estaban formadas principalmente por una élite minoritaria de ascendencia europea, un gran número de inmigrantes de diferentes orígenes y trabajadores esclavizados, tanto indígenas como africanos.

La corona de Portugal no permitió la apertura de universidades en Brasil, se cree que por una forma de control intelectual y como un medio para evitar convertir estos centros de conocimiento en la semilla(1) de las declaraciones de independencia. Por lo tanto, los funcionarios debían formarse principalmente en Portugal.

Sin embargo, aunque los portugueses ocupaban los más altos cargos en la administración pública, para el siglo XVIII había poca diferencia entre ellos y los brasileños nacidos en la colonia. Además, también estaban las personas nacidas en el continente americano, pero de ascendencia europea, conocidas como criollos(2)

Cuando, en 1808, el ejército de Napoleón Bonaparte invadió Portugal, el príncipe regente huyó a Río de Janeiro y trasladó consigo toda la corte y el aparato gubernamental: archivos, bibliotecas reales, la tesorería y hasta 15 mil personas. Brasil se convirtió en el nuevo centro de poder y Río de Janeiro en la capital del imperio.

De hecho, la independencia se logró con la participación de la misma familia real portuguesa, que tenía cortes e instituciones establecidas en la Colonia.

En España, por otra parte, durante la invasión napoleónica, el rey Carlos IV y su hijo Fernando VII abandonaron la regencia para apoyar al general francés.

Pero en las colonias, la élite criolla no reconoció al nuevo rey francés. Esto para promover movimientos de liberación.

Así, en 1809 comenzó la ola(3) independentista y la región entró en un largo y complejo proceso de conformación de nuevas naciones. A diferencia de sus vecinos brasileños, estas regiones no tuvieron una experiencia común de gobierno. Además, ninguno de los nuevos centros de poder que surgieron durante este período, como Ciudad de México o Buenos Aires, tenía el poder militar para someter(4) a toda la región a su dominio.

La experiencia de autogobierno madurada por los criollos y la política discriminatoria hacia ellos por parte de la Corona Española desencadenaron(5) las rebeliones. Entre 1809 y 1826, se desarrollaron las guerras de independencia en el continente que culminarían con el nacimiento de una serie de repúblicas independientes como México, Ecuador, Chile, Venezuela, entre otras.

En el bando portugués, cuando Napoleón fue derrotado(6), João VI instituyó el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve y mantuvo la capital en Río de Janeiro hasta que la corte exigió su regreso a Lisboa, en 1820, y la aceptación de una constitución liberal. João VI dejó la administración de Brasil en manos de su hijo Pedro, quien declaró la independencia del país en 1822 y estableció una monarquía constitucional.

Fue así como, después de los diferentes procesos de independencia, las Américas hispanas se dividieron en varios países y los portugueses permanecieron en uno solo. Sin embargo, Brasil y los países hispanos siguieron compartiendo un sentido de identidad cultural común que se mantiene hasta el día de hoy. De ahí que actualmente se utilice el término Latinoamérica para referirse a los países de lengua y cultura no anglosajona del continente.

Notas:

  1. comenzó: iniziò
  2. semilla: origine
  3. criollos: creoli
  4. someter: sottomettere
  5. desencadenaron: scatenarono
  6. derrotado: sconfitto

Nivel: B1
Objetivos del Marco Común Europeo de Referencia

Comunicación
Comprender artículos informativos sobre temas concretos, reportajes breves, noticias e informaciones históricas y culturales, etc.

Cultura
Conocer la historia de España y el papel que ha tenido en el desarrollo de la cultura a nivel mundial.

(por Stefano Campa - con la revisión lingüística de Mabel Vargas Vergara)

Ti potrebbero interessare anche


Questo sito non utilizza alcuna tecnica di profilazione degli utenti, ma solo cookie tecnici necessari al corretto funzionamento del sito e strumenti statistici. Puoi comunque personalizzare le tue scelte. Per saperne di più leggi la nostra informativa.

Personalizza Cookie

sono assolutamente essenziali per il corretto funzionamento del sito web. Questi cookie garantiscono le funzionalità di base e le caratteristiche di sicurezza del sito web.

ci aiutano a capire come gli utenti interagiscono con i siti web Loescher, raccogliendo dati di navigazione in forma aggregata e anonima, e non vengono ceduti a terze parti.